Universidad de Sevilla. Oficina de sostenibilidad.

Una ciudad sobre dos ruedas

Imágenes



Bicicleta plegable de prstamo de la US

Bicicleta plegable de prstamo de la US

09/05/2013



Una ciudad sobre dos ruedas

Investigadores de la US reciben el Premio Ciudad de Sevilla por su trabajo sobre la urbe como ejemplo de promoción de la bici

120 kilómetros de carril bici, un crecimiento exponencial de los desplazamiento en bicicleta y una amplia proyección internacional. Así ha sido el ‘boom’ de la bicicleta en los últimos años en la ciudad de Sevilla y un grupo de investigación de la US ha sido galardonado con el Premio Ciudad de Sevilla 2012 por posicionar a Sevilla como ejemplo internacional en las políticas de promoción de las bicicletas y del que se ha hecho eco la revista internacional Transportation.


En el trabajo, llevado a cabo por Investigadores asociados al grupo de investigación Applied Economics and Management de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, se analiza una de las experiencias más exitosas a nivel internacional de los sistemas públicos de alquiler de bicicletas, la desarrollada en la ciudad de Sevilla.


Dicho éxito se plasma en que tras su inauguración ha conseguido que el 6,6% de los desplazamientos mecanizados se realicen en bicicleta. Estos resultados se han conseguido gracias a la amplia red de carriles bici, con 120 kilómetros construidos en los últimos años, así como al buen clima y la magnífica orografía en una ciudad plana a nivel del mar, y a que el sistema de transporte público sólo consigue absorber un 20% de los desplazamientos de la ciudad.


Para analizar esta experiencia los expertos han centrado el estudio en la comunidad universitaria de la ciudad de Sevilla, que representa casi un tercio de los abonos anuales del sistema. En dicho trabajo se muestra que el sistema de bicicletas públicas de alquiler es un modo de transporte barato, que evita la congestión del tráfico y produce beneficios medioambientales, siendo, además, un medio de transporte saludable y cómodo de coger y soltar.


De acuerdo con estos resultados, “existe una gran satisfacción con el sistema de alquiler, tanto a nivel general como respecto a su precio, número de estaciones, web, mapas, entre otros factores, pero llama la atención cómo este nivel de satisfacción disminuye ligeramente a lo largo de las tres oleadas de encuestas que hemos realizado”, afirma el responsable de este trabajo y director de este grupo de investigación, el profesor José Ignacio Castillo Manzano, quien añade que esto se puede deber a la congestión progresiva del sistema.


Este exceso de demanda tiene difícil arreglo, como ocurre en otras infraestructuras de transporte donde no se puede dimensionar la oferta para su demanda en horas pico. Además, en determinadas zonas es imposible seguir aumentando el número de atraques para bicicletas, bien porque al estar en el casco histórico (catalogado patrimonio de la humanidad por la Unesco en el año 1987) afectaría a la estética de la zona, bien porque el viario público es incapaz de soportar más atraques sin perjudicar la movilidad de los peatones”, señala este investigador. Por ello, estos investigadores apuestan, de la misma forma que lo hace la Universidad de Sevilla, por favorecer el empleo de la bicicleta en propiedad para los usuarios habituales.


En este sentido, la Universidad de Sevilla por su parte ha realizado importantes inversiones en parkings de bicicletas, con la construcción de más de 2400 plazas de aparcamiento de bicicletas, de las que un 75% son en recintos cerrados y vigilados en los campus. Además, se inició en otoño de 2010, un agresivo programa de préstamo de bicicletas, tanto para estudiantes como para profesores y personal de administración. Así, en una primera fase de este programa, se sortearon 200 bicicletas plegables en régimen de préstamo.