Universidad de Sevilla. Oficina de sostenibilidad.

Sobrepesca legalizada

Imágenes



Atn aleta azul del Mediterrneo. WWF/ Fred Bassemayousse

Atn aleta azul del Mediterrneo. WWF/ Fred Bassemayousse

14/12/2012



Sobrepesca legalizada

WWF denuncia que Europa fija cuotas de pesca que superan en un 45% los límites establecidos científicamente

Los Ministros de Pesca sólo han seguido el consejo científico en el 13% de sus decisiones, fijando las cuotas de pesca una media del 45% por encima del asesoramiento científico,  denuncia WWF en un informe.

 

Esto significa que los ministros han aprobado la pesca de 6,2 millones de toneladas adicionales de pescado sobre los niveles de captura propuestos científicamente. Se trata de una  legalización de la sobrepesca.

 

Ante la próxima votación del Comité de Pesca (PECH) el 18 de diciembre en el Parlamento Europeo, como parte del proceso de reforma de la Política Común de Pesca (PCP), WWF ha publicado un análisis que ilustra un escenario actual muy preocupante con una sobrepesca legalizada por los gobiernos de la UE.

 

Para agravar el problema de no seguir los dictámenes científicos, la fijación de cuotas no incluye la cantidad de pescado descartado que se arroja por la borda y que no se registra como captura. Por ejemplo, entre 2003 y 2005, la pesca de bacalao del Mar del Norte resultó en 18.000 toneladas de pescado descartado, lo que equivale a tirar alrededor de 1.300 camiones de basura de tamaño medio.

 

En Europa, casi la mitad de los stocks evaluados en el Atlántico Nororiental están sobreexplotados y, en el Mediterráneo, esta cifra asciende al 80%. Gran parte de las flotas comunitarias han estado devastando las aguas europeas durante demasiado tiempo, dando lugar a que las dos terceras partes de las poblaciones de peces estudiadas estén sobreexplotadas.

 

Según la organización ecologista, seguir por este camino supondrá un callejón sin salida, no sólo para las especies de peces, sino también para la industria pesquera. Se observará una disminución de los ingresos de los pescadores y la rentabilidad de su actividad estará en peligro, a menos que en la próxima reforma pesquera  de la UE se asegure la recuperación y gestión de los caladeros a niveles sostenibles.