Universidad de Sevilla. Oficina de sostenibilidad.

POR UN LITRO MENOS

Leyenda



leyenda

POR UN LITRO MENOS

1. LAVABO Y FREGADERO

 

• REDUCE. Cierra el grifo mientras te afeitas o te lavas los dientes. Con ambas cantidades juntas malgastas hasta 20 litros de agua o incluso más, suficiente para ducharte cada día.

¿SABÍAS QUE.... esa cantidad de agua que desechas alegremente, sería la vida para un niño en un país en vías de desarrollo?... esos mismos niños de la periferia de los países desarrollados, y que se incluyen en el 80% de la población mundial que solo tiene el 20% de la riqueza?

 

REEMPLAZA y REDUCE. Utiliza dos pilas para lavar y enjuagar, y cierra el grifo mientras enjabonas los platos, ahorrarás mucha agua. Puedes, además, utilizar recipientes con jabón o detergente diluido en agua para ir empapando el estropajo. Reducirás de manera importante el consumo de detergente.

 

REEMPLAZA, REUTILIZA y REDUCE. Recuerda que el jabón artesanal diluido en agua es una alter- nativa perfecta como lavavajillas y limpiahogar y, además, puedes fabricarlo tú mismo en casa a partir de los restos de aceite usado.

 

 

2. LAVADORA Y LAVAVAJILLAS

¿SABÍAS QUE... se gastan entre 120 y 220 litros de agua cada vez que ponemos la lavadora? ¿y que eso supone aproximadamente el 15% del agua que consumimos en casa?

 

REFLEXIONA, REEMPLAZA y RECHAZA. Consulta el etiquetado de los electrodomésticos. Selecciona los más eficientes que minimizan el consumo de agua, y también de energía. Quizá requieran una inversión algo mayor, pero está asegurada su amortización HÁBITO MUY RECOMENDABLE.

DATO: Se considera como lavadora y lavavajillas eficientes aquéllos que no consumen más de 15 litros de agua por Kg de ropa en un lavado a 60oC, ni más de 15 litros por ciclo; respectivamente.

 

REDUCE. Asegúrate de llenar completamente el lavavajillas y la lavadora. Selecciona los modos “económicos” y utiliza el prelavado y los programas de agua caliente sólo en casos de ropa o vajilla muy sucia.

 

• REDUCE. Haz la prueba con programas más cortos y con menor cantidad de detergente. Es probable que no notes la diferencia.

 

 REFLEXIONA, REDUCE y RECHAZA. Para pocas personas (especialmente una o dos personas) o escasa frecuencia de uso, se puede prescindir del lavavajillas, pero ¡cuidado!:

... en este punto es MUY IMPORTANTE minimizar el gasto de agua, cerrando el grifo cuando no es necesario y uti- lizando adecuadamente pilas o palanganas (consulta el apartado anterior “lavabo y fregadero”). Si no tenemos cuidado, podemos gastar más agua que un lavavajillas eficiente.

 

3. CÓMO LAVAR EL COCHE

 

REEMPLAZA y REDUCE. A la hora de lavar el coche, si la pereza te puede o las circunstancias no te permiten alternativa (ver tabla de “buenos hábitos”), al menos, procura colocar un difusor en la manguera; ahorrarás, al menos, 70 litros de agua. Cierra el flujo de agua mientras enjabonas. HÁBITO MUY RECOMENDABLE.

TRUCOS-CONSEJOS: si la manguera o el difusor no tienen controladores o limitadores de caudal, y el grifo está dema- siado lejos, puedes doblar la manguera y bloquearla con un peso para impedir el flujo libre de agua mientras enjabonas.

TEMÁTICO 9. El agua como recurso natural

El agua es un bien valioso y muy escaso. Actualmente es causa de conflictos en diversas partes del mundo (Oriente Próximo es un claro ejemplo de ello afectando a las relaciones entre naciones como Palestina, Israel, Egipto, Jordania, Turkía o Irak)... y se espera que esta tendencia se acreciente en el futuro (UNESCO, 2003).


Las previsiones de cambio climático para la Península Ibérica no son halagüeñas. Los modelos pronostican veranos más secos, largos y calurosos, con incremento de la evapotranspiración potencial, con períodos de lluvias más cortos, pero a la vez, de régimen más torrencial; y recuerda que nuestras cuencas hídricas están ya muy deterioradas.

Ante esta perspectiva, el ahorro y la eficiencia en el uso de este insustituible y escaso recurso, deben ser un objetivo prioritario de gobiernos y de ciudadanos.