Universidad de Sevilla. Oficina de sostenibilidad.

Raúl Navarro

Imágenes




30/03/2012



Raúl Navarro

"No basta con la movilización por Facebook: hay que pasar a la acción"

CENTRO

Universidad de Sevilla 

FUNCIÓN

Coordinador de la Hora del Planeta


Su compromiso con el medioambiente ha llevado a este joven estudiante de Biología hasta el mismísimo Parlamento Europeo para defender una política pesquera más sostenible y a implicar el año pasado a todos los clubes náuticos de Sevilla durante la Hora del Planeta.

Su juventud y sus exigentes estudios no han sido tampoco un obstáculo para llevar a cabo su puesto coordinador de WWF en Sevilla: él es responsable, en buena medida, de que monumentos como la Giralda, la Catedral, la Torre del Oro, el Parlamento Andaluz o el Rectorado de la US apaguen sus luces este sábado como espectacular guiño a La Hora del Planeta.

Será precisamente la US, su universidad, la sede que acoja los actos de este movimiento planetario contra el cambio climático: Raúl está convencido de que “es posible un cambio global” y que “se puede tener éxito si todos empezamos a actuar”.

Navarro es optimista, pero también cree que los estudiantes “deberían implicarse más”, ya que “el mundo está cambiando, tenemos un montón de retos por delante, pero el individualismo sigue creciendo”.

El coordinador de WWF  hace así un llamamiento a que “se involucren más, ya que el futuro pasa por la colaboración” y asegura que “no basta con la movilización por Facebook: hay que pasar a la acción”.

“Todos los días pueden ser la Hora del Planeta. Si la población está unida, con pequeños cambios, se pueden hacer grandes cosas”, asegura Navarro.

En ese sentido, el coordinador de WWF en Sevilla pone de ejemplo la entrega de 100.000 firmas en el Parlamento Europeo a favor de una nueva política pesquera: “los ciudadanos pedimos que no solo tenga un rendimiento económico, sino que busque una mejora del estado general de los mares europeos”.

Raúl fue elegido, como un ciudadano más, para dar “un pequeño discurso sobre cómo veía un futuro con mares vacíos, en la pérdida de formas de vida, de la pesca artesanal, de los sabores de los alimentos”. En pleno Parlamento Europeo, hizo hincapié “en la responsabilidad de los parlamentarios, ya que sus normas afectan a todos los mares europeos”.

Ciudadanos, políticos, instituciones… para Raúl, todo el mundo tiene un papel que cumplir en la lucha contra el Cambio Climático: también la Universidad, ya que “tiene la posibilidad de estudiar los retos que tenemos delante y la fuerza de solucionarlos”.

El joven activista concluye asegurando que la universidad no solo tiene “las herramientas tecnológicas, sino las éticas y morales para proteger la Tierra y conseguir que el ser humano viva mejor”.

Alejandro Ávila/Cristina Rodríguez