Universidad de Sevilla. Oficina de sostenibilidad.

En pie de guerra contra el decretazo

Imágenes



Planta de energa termosolar en Andaluca

Planta de energa termosolar en Andaluca

31/01/2012



En pie de guerra contra el decretazo

El sector de energías renovables denuncia que el decreto frena el crecimiento económico e incumple la normativa europea

35 asociaciones ecologistas, sindicales y del sector de las energías renovables han pedido hoy al gobierno que suspenda la aprobación del real decreto que aprueba la moratoria de las energías renovables, ya que, aseguran, frena el crecimiento económico del país, destruye empleo y va en contra de las normativas europeas contra el cambio climático.


La Asociación de la Prensa de Madrid ha sido el lugar elegido por la Fundación Renovables para lanzar un mensaje de unión y rechazo a la moratoria al desarrollo de las energías renovables aprobada por el Consejo de Ministros el pasado viernes 27 de enero.


Las asociaciones han destacado que “las energías renovables constituyen una parte significativa de la riqueza de España” con consecuencias directas en “su empleo, su participación en el PIB, su I+D+i, su internacionalización y su contribución al ahorro de importaciones energéticas, consumo de energía, precio de la electricidad y emisiones de CO2”. Algo que ha contribuido a desarrollar “una industria y una tecnología nacional en la que todo el mundo ha puesto su mirada”.


Los convocantes han querido hacer hincapié en que esta decisión, tomada en “un escenario geopolítico de incremento de precios del petróleo y del gas”, incrementa “nuestra dependencia de los hidrocarburos”, “agrava más la crisis económica” e  “incrementa de forma incontrolada el déficit comercial, la subida de precios generalizada y las emisiones contaminantes de CO2”.
Por eso, consideran que “la decisión del Consejo de Ministros parece más una llamada a consumir más energía de aquellas fuentes que hoy día aportan los mayores costes de nuestro sistema energético”, en vez de apoyar “aquellas fuentes que hoy constituyen la primera riqueza energética del país: el ahorro de energía y las energías renovables”.


El sector de las energías renovables afirma que “es un error histórico aplicar una moratoria” a un sector que ha adquirido “un liderazgo mundial”, de modo que “el modelo de renovables que todos han venido a copiar, ahora se paraliza para que otros lo desarrollen”. 


De ese modo, instan al gobierno a “impulsar un nuevo modelo productivo basado en la industria y la tecnología propia” y a no “ahuyentar las inversiones en uno de los sectores que reúne todas las condiciones para apoyar ese cambio de modelo productivo”.


La Fundación Renovables y el resto de asociaciones han insistido en que el real decreto va en contra de las directivas europeas sobre renovables que establece que “el 20% de consumo final sea de renovables en 2020” y la de edificios que determina que “en 2020 todos los edificios sean de consumo de energía casi nulo con renovables”.


Sobre su impacto en la factura de la luz, aseguran que “es una medida inútil ya que no va a contribuir a resolver los problemas que pretende solucionar. Después de este RDL la luz seguirá subiendo y el déficit de la  tarifa también”.


Los convocantes afirman que este real decreto “va a continuar la política de destrucción de empleo en el sector de las renovables que ya inició el anterior gobierno frente a unos planes aprobados que han estimado la creación de 300.000 empleos en el sector de las renovables y cerca de un millón en el de los servicios energéticos para 2020”.