Universidad de Sevilla. Oficina de sostenibilidad.

Canadá remata Kioto

Imágenes



La lechuza nos observa, inteligente, en la noche. Símbolo de sabiduría y precaución. Nos avisa

La lechuza nos observa, inteligente, en la noche. Símbolo de sabiduría y precaución. Nos avisa

14/12/2011



Canadá remata Kioto

‘La Voz de Alerta’ observa con espanto la incapacidad de los gobiernos para frenar el cambio climático en la Cumbre de Durban

‘La Voz de Alerta’, nuestra  atenta lechuza, ve con espanto cómo los líderes mundiales han sido incapaces de tomar medidas firmes y decididas contra el cambio climático. Nuestra  sabia lechuza cree que Cumbre de Durban pasará a la historia como otra ocasión perdida de regular y reducir tajantemente las emisiones de CO2 a la atmósfera y el consecuente calentamiento global.
 

Para ella, el ejemplo de Canadá resulta revelador: tras pasar más de una semana debatiendo los términos de la lucha contra el cambio climático y la prolongación del Tratado de Kioto, el gobierno canadiense ha decidido retirarse y no afrontar la reducción de sus emisiones ni la compra de cuotas de dióxido de carbono.
 

Nuestra lechuza ve signos evidentes de que el viejo orden mundial es incapaz de hacer frente a los nuevos desafíos globales. El tiempo sigue corriendo y, como en un reloj de arena, los granos caen lenta, casi imperceptiblemente, pero de modo irremediable. Sólo una apuesta decidida, consciente e inmediata puede frenar el caos ambiental al que no vemos abocado.
 

Si bien la Unión Europea se ha mostrado más firme que otras veces en la defensa de Kioto, los países industrializados, Estados Unidos a la cabeza, siguen dando muestras de una enorme insolidaridad al exigirle mucho a los países en desarrollo, que no han provocado el problema, y poco a ellos mismos. Canadá ha sido el ejemplo más flagrante.
 

Si no se hace nada, el sufrimiento para millones y millones de personas será enorme y lo más injusto es que, como ya está ocurriendo hoy en día, los más afectados serán los más desfavorecidos. En cambio, los causantes del calentamiento global, es decir, los países más industrializados, conseguirán minimizar esos daños gracias a su mayor desarrollo tecnológico. La situación no puede ser más injusta y ‘La Voz de Alerta’ lo ve claro: es necesario otro orden político global más comprometido, justo y solidario.