Universidad de Sevilla. Oficina de sostenibilidad.

Guadiamar: laboratorio de pruebas

Imágenes




23/05/2016



Guadiamar: laboratorio de pruebas

Los datos acumulados tras 18 años del desastre de Aznalcóllar transforman el corredor verde en un laboratorio de prueba

Lo había advertido un técnico de medio ambiente, pero su alerta cayó en saco roco. El 25 de abril de 1998, una balsa de la mina de Aznalcóllar reventó y vertió, a través de una brecha de 1.800 m2, más de 7 millones de lodos tóxicos y aguas ácidas, que los ríos Agrio y Guadiamar impulsaron hasta las marismas de Doñana y el estuario del Guadalquivir. Desde entonces, las administraciones públicas han invertido 300 millones de euros para recuperar unos terrenos contaminados, de los que la empresa sueca responsable del desastre, Bolidén, nunca se ha hecho responsable.

 

Este lunes se cumplió el 18º aniversario del desastre ambiental. Durante todo este tiempo, la ciencia ha estado llevando a cabo todo tipo de pruebas para descontaminar los suelos y acumulando datos y datos sobre dichos experimentos. El corredor verde del Guadiamar se ha convertido así en un inmenso laboratorio al aire libre que ofrece una ingente cantidad de información sobre suelos contaminados. ¿Pueden servir todas esas pruebas de laboratrio para descontaminar otras zonas de Europa?

 

Una empresa andaluza, Evenor-Tech, ha recogido todos esos datos para convertirlos en una aplicación informática llamada Tecnosoil 1.1. El programa, que se encuentra en desarollo y estará listo en un par de años, permite introducir una serie de variables y averiguar qué técnicas de biorremediación deben aplicarse en un lugar contaminado. Según el tipo de contaminación y el uso que se le quiera dar, la aplicación es capaz de calcular la duración, el presupuesto y las técnicas necesarias para descontaminar ese suelo.

Seguir leyendo en eldiario.es Andalucía