Universidad de Sevilla. Oficina de sostenibilidad.

El cáncer verde

Imágenes




01/12/2015



El cáncer verde

El cambio climático no frenará el avance del árbol americano miconia, una especie invasora de crecimiento rápido

Su particular belleza –sus hojas son grandes con estrías blancas y fondo verde y el envés de color púrpura– ha sido la razón por la que miconia, también conocida como ‘velo azul’, haya sido introducido como planta ornamental en jardines públicos y privados, a partir de los cuales ha escapado e invadido hectáreas de bosques tropicales.

 

“En las áreas en las que invade coloniza toda la superficie, formando manchas monoespecíficas que impiden que la luz pase a estratos más bajos. Debido a su presencia, entre 40 y 50 de las plantas endémicas de Tahití han desaparecido. Una vez que invade un nuevo territorio, es extremadamente difícil de erradicar”, indica a Sinc Noelia González-Muñoz, investigadora en la Universidad de Alcalá, quien añade que para poder suprimirla es necesario eliminar cualquier resto de raíz el suelo, debido a su gran capacidad de rebrote.

 

En la actualidad, en Hawái y Polinesia francesa se la considera la peor plaga vegetal de la historia. A ellos se une Sri Lanka, Nueva Caledonia y los bosques lluviosos de Queensland (Australia). Para predecir la invasión futura de miconia, un nuevo estudio, publicado en Biological Invasions, ha identificado a 91 países, 400 islas y 364 áreas protegidas fuera de su rango nativo, como susceptibles de ser colonizados por este árbol.

 

Para el año 2080 el área susceptible de ser conquistada se reducirá a la mitad debido al cambio climático, pero no en el área potencial de invasión
El trabajo señala además que el 7,2% de la superficie terrestre posee condiciones favorables para la presencia de miconia, y “el 50% de este territorio está fuera de su área nativa”, apunta González-Muñoz, autora principal del trabajo.

 

Sin embargo, para el año 2080 el área susceptible de ser conquistada se reducirá a la mitad debido al cambio climático. Esta disminución ocurrirá sobre todo en su rango nativo y no en el área potencial de invasión. “Los resultados predicen así un curioso doble impacto negativo del cambio climático sobre la distribución potencial de miconia a escala global, ya que la reducción del área potencial en el rango invadido sería mínima”, observa González-Muñoz.

 

Para evitar la expansión de la planta, el estudio incluye una lista detallada con el nombre de los países y de las islas que presentan áreas potencialmente favorables para la especie. Pero como los casos de invasión se han originado a partir de su presencia en los jardines botánicos públicos y privados, el equipo también presenta una lista de estos jardines. “Así la información que aportamos servirá de alerta para que se detecten a tiempo posibles escapes de sus colecciones vivas”, concluye la experta.

 

Aunque los científicos desconocen el dato exacto, es muy probable que miconia forme parte de las colecciones de los jardines botánicos que incluyan flora tropical. Sin embargo, según el estudio y sus los resultados, “Miconia calvescens no es una amenaza potencial para España”, asegura Noelia González-Muñoz.

 

Para tener éxito en la península ibérica necesitaría condiciones de temperatura y humedad muy diferentes. “Nuestro modelo muestra que la mayor parte del área potencial de miconia se encuentra en los bosques tropicales del hemisferio sur”, recalca la investigadora.

Agencia Sinc