Universidad de Sevilla. Oficina de sostenibilidad.

El termómetro del cambio climático

Imágenes




30/11/2015



El termómetro del cambio climático

Una de cada tres especies de anfibios está en peligro de extinción y más de 200 han desparecido por el cambio global

Cuando cerca de 150 jefes de gobierno de todo el mundo se reúnan a finales de mes para intentar frenar el cambio climático, para ellos ya será algo tarde. Los anfibios son el grupo de animales que antes y más rápido han recibido los efectos del cambio global.

 

Las variaciones de temperatura y humedad, la aparición de nuevas enfermedades y la desaparición de sus hogares han acabado durante los últimos años con más de 200 especies de estos frágiles vertebrados. Una de cada tres está además en peligro de extinción.

 

Los anfibios son el termómetro del cambio climático. A través de su delicada piel captan cualquier alteración de su entorno. Carmen Díaz Paniagua, investigadora de la Estación Biológica de Doñana, explica que "los anfibios son los bioindicadores del estado de conservación del planeta. Se han alterado las condiciones globales de temperatura y, por tanto, de humedad, produciéndose así extinciones masivas".

 

Las especies de anfibios tienen una distribución muy concreta, concentrándose muchas de ellas en zonas tropicales, donde la temperatura y la humedad son perfectas para una numerosa variedad de especies. Al alterarse estas condiciones de su hábitat y carecer de la posibilidad de desplazarse con la facilidad de otros animales, la extinción ha sido la consecuencia lógica.

 

Uno de los casos más llamativos ha sido el del sapo dorado o de Monteverde, un anfibio anuro que fue descrito por primera vez en 1966 y cuyo último avistamiento apenas tuvo lugar tres décadas después. "Hay especies que se descubren y se extinguen en apenas una década", se lamenta la bióloga.

 

En zonas tropicales, incide, "se han producido extinciones que no se pueden achacar a otras causas globales más que a la alteración de las condiciones generales de temperatura y humedad".

 

Leer la noticia completa en eldiario.es