Universidad de Sevilla. Oficina de sostenibilidad.

Un volcán sobre dos ruedas

Imágenes




24/08/2015



Un volcán sobre dos ruedas

Ingenieros egresados de la Universidad de Sevilla revolucionan la bicicleta con un cuadro de fibra de basalto

 Las buenas ideas aparecen cuando menos te las esperas. A Miguel Ángel Pérez y Enrique Romero se les ocurrió pedaleando camino a casa. Estos dos jóvenes ingenieros de la Universidad de Sevilla que estaban fabricando un monoplaza de carreras con fibra de basalto para Formula Student -una competición universitaria a nivel mundial- pensaron en usar el mismo material para su afición, el ciclismo.

Tras ganar el año pasado el IX Concurso de Ideas de Negocio de la Universidad de Sevilla empezaron a trabajar en el proyecto con mentores que les ayudaron a transformar su idea en una empresa. Con el impulso de los 30.000 euros del premio de la Fundación Cobre de las Cruces se unen al equipo otro ingeniero industrial, José Antonio Gutiérrez, y un licenciado en Administración y Dirección de Empresas, Pedro Jesús Gallardo, y crean Racing Performance Composites S.C. La empresa, formada por estos cuatro jóvenes, llega para revolucionar el mundo de la bicicleta con cuadros de fibra basalto.

¿Qué tiene de especial la fibra de basalto? “Es un material puntero que absorbe vibraciones y tiene un componente amortiguador que el carbono no tiene”, explica Miguel Ángel Pérez. Normalmente se usa el carbono que aunque tiene un peso similar es más rígido. Después de un año de investigación y desarrollo ya cuentan con varios prototipos que han aprobado dos ex ciclistas profesionales con muy buenas críticas, lo que les sirve para no dejar de pedalear.

Además de crear un producto innovador, Racormance diseña y fabrica bicicletas a medida. Ellos dicen que son “los sastres de la ingeniería” porque tras medir al cliente diseñan una bicicleta única para él, “no hay ninguna igual”, aseguran. Ya tienen los modelos definitivos, así que si alguien quisiera un cuadro, sólo tendrá que ir a tomarse las medidas: altura, longitud de entrepierna, longitud de brazo e índice de elasticidad.

Con las medidas tomadas ya pueden fabricar el cuadro. Una tarea que les lleva unas 40 horas, es decir, una persona dedicada exclusivamente a ello durante una semana. Aunque, con el tiempo, los procesos de producción irán optimizándose y cada vez tardarán menos, cuenta uno de los ingenieros.

Están enfocados a ciclistas profesionales y ciclo turistas que están acostumbrados a componentes y bicicletas de alta gama. Sus bicicletas únicas y de alto rendimiento están hechas a mano en una fábrica de La Rinconada, en Sevilla, pero quieren llegar a todo el mundo a través de los canales de venta online.

El precio del cuadro que es lo que ellos diseñan y fabrican está en torno a los 3.000 euros. Pero también montan bicicletas completas, aunque el resto de material, como cambios, ruedas, etcétera se lo compran a otros fabricantes. El precio de una bicicleta completa puede ir desde los 4.500 euros hasta lo que quiera gastarse el cliente, porque hay ruedas que superan los 5.000 euros, sí, sólo las ruedas. Por tanto, el cliente es quien marca el precio final.

El próximo mes de septiembre presentarán la marca Racormance y el producto en Unibike, la Feria Internacional de la Bicicleta en Madrid. Además de dar a conocer la marca esperan que la empresa se convierta en una de las punteras en el mercado y puedan expandirse a lugares estratégicos en Europa dónde hay una gran cultura ciclista y así seguir pedaleando.

Belén Gómez en eldiario.es