Universidad de Sevilla. Oficina de sostenibilidad.

Andalucía ante el Cambio Climático

Imágenes




05/02/2015



Andalucía ante el Cambio Climático

La Ley Andaluza de Cambio Climático constituye un paso fundamental para luchar contra esta amenaza planetaria

El Cambio Climático es un Cambio Global. Nos podemos preguntar qué tipo de respuesta tendrá la Naturaleza, una forma simbólica de definir los sistemas naturales. Podemos pensar que: la Naturaleza es robusta (supera cualquier cambio), que la Naturaleza es frágil (no supera determinados cambios), que es robusta dentro de determinados límites (que no conocemos) o, finalmente, que es caótica (difícil de predecir). Cualquier acción humana debe ser meditada y valorada en sus efectos globales, locales y temporales.

 

El escritor estadounidense Jared Diamond, en su libro “Colapso”, define tal término como “un drástico descenso del tamaño de la población humana y/o la complejidad política, económica y social a lo largo de un territorio considerable y durante un período de tiempo prolongado”. El autor ha encontrado hasta 12 causas por las que sociedades pasadas se han debilitado por razones medioambientales, al deteriorar su medio, una de ellas es el Cambio Climático.

 


La situación actual mundial, con una clara fractura entre sociedad humana y Naturaleza, generada por un 20% de la Humanidad, pero afectando al 100% de la misma, y motivada por el modelo de globalización que prima, augura un negro futuro para muchos colectivos humanos, la mayor parte muy desfavorecidos. A pesar de la información existente sobre el Cambio Climático, es posible que el 60% de la población no sepa en realidad lo que es, sus causas reales y consecuencias. Esto facilita el sostenimiento del razonamiento de carácter negacionista, mantenido por quienes argumentan que no hay demostración de la existencia del mismo o bien que el planeta ha tenido siempre cambios climáticos y que por ello no hay que preocuparse.

 

Nuestro planeta es un planeta donde los cambios climáticos han sido comunes a escala geológica, por cuestiones planetarias y cosmológicas, y siempre han generado multitud de extinciones. Pero nunca antes ha existido un cambio tan rápido, inducido por nosotros mismos, en un planeta muy poblado de seres humanos que conviven en condiciones variables de calidad vida.

Sigue leyendo aquí