Universidad de Sevilla. Oficina de sostenibilidad.

Un pueblo, un museo

Imágenes




17/12/2014



Un pueblo, un museo

Un proyecto artístico de la Universidad de Sevilla dirigido por María José García del Moral opta al premio de la Unesco ‘Comunidad Sostenible’

La naturaleza a través del ojo del artista. María José García del Moral, profesora de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla, ha llevado su visión del arte hasta la recóndita población de Piornal, en el extremeño Valle del Jerte, con su proyecto “Un pueblo, un museo”.

 

Desde hace tres años, García del Moral y un grupo de estudiantes de la US se dirigen en verano a tierras extremeñas para convertir las fachadas de Piornal en un inmenso lienzo en el que plasman “los paisajes del entorno de la sierra”. Tradiciones, naturaleza… todo vale para “implicar al pueblo con su propio paisaje” y mejorar la estética de una localidad en el que “sus vecinos protegen sus casas del frío y la nieve con una ondulina”.

 

Con financiación de la Universidad de Sevilla, el propio Ayuntamiento de Piornal y la Junta de Extremadura, han conseguido plasmar sus obras artísticas hasta en diez grandes fachadas. Ahora optan al premio “Comunidad Sostenible 2014” que concede el Centro Unesco de Extremadura y por cuyo galardón compiten con proyectos de otros cinco municipios extremeños.

 

Los organizadores recalcan que se trata de un museo al aire libre, que difunde un “intangible como es el arte, abierto a todo el mundo, sin fronteras ni barreras de entrada”. Los impulsores hablan además de “un componente intrínseco de sostenibilidad, de conservar nuestro patrimonio, de concienciar a la gente del valor de lo propio, de lo autóctono y local” que genera un nuevo atractivo turístico para los visitantes de la zona.

 

La directora del proyecto destaca además la implicación del pueblo, que, durante las tardes de verano, se reúne a su alrededor mientras ellos pintan los murales. “Nos llevan cerezas, hacen preguntas y charlan nos nosotros”, reconoce la pintora.

 

La presidenta de la Fundación Amalio asevera que su herramienta es siempre el pincel, y nunca el spray, “porque hacemos cuadros. Un grafiti estaría menos integrado con el entorno”. García del Moral concluye recordando el ‘hermanamiento’ entre la capital andaluza y la localidad extremeña a través de una obra en la que han representado la Giralda “para unificar esta parte del Valle del Jerte con Sevilla”.