Ágora Sostenible: Innovaciones Urbanas

El 12 de enero a las 13:00 ha tenido lugar en la Facultad de Biología el tercer y último encuentro Ágora Sostenible: Innovaciones urbanas para ciudades resilientes.

Según Naciones Unidas para 2050 el 70% de la Humanidad vivirá en las ciudades. Por ello, los retos del futuro serán retos eminentemente urbanos: el cambio climático, la digitalización, la accesibilidad universal, la desigualdad de género, la gentrificación… Ciudades como Sevilla han existido durante miles de años. Si queremos que sigan existiendo otros cuantos siglos más, deben prepararse desde hoy para esos retos. 

David Pino, director de Innovación Social y Economía Social del Ayuntamiento de Sevilla, ha subrayado que “los grandes retos del planeta están en las ciudades, en los próximos años va a ser necesario cooperar y colaborar. La innovación social se basa en el capital humano y relacional. Ciudades biofílicas, de cero carbono y de municipalizar la globalización”.

Para el desarrollo local es necesaria la participación ciudadana: es la clave de la gobernanza. No se trata solo de informar, sino de cogestionar. El director de Innovación Social y Economía Social ha destacado proyectos como Torreblanca Ilumina, Proyecto Cartujaqanat, Ciudad Saludable o Barrio de la Economía Circular.

Por su parte, Gustavo Romanillos -arquitecto urbanista, Doctor en Geografía, Director del Máster en Ciudades Inteligentes y Sostenibles de la Universidad Complutense de Madrid. Autor de Huella Ciclista Madrid– ha hablado sobre el cambio de paradigma en la planificación urbana.

Romanillos ha destacado la importancia de la “estrategia de implicación social, que pasa por que los ciudadanos el por qué, el fin, los objetivos y el sentido de una iniciativa. Es importante que la gente haga suyo su proyecto. Lo que veo que más funciona es el modelo del intercambio, ya que generasl un canal de comunicación”.

Como ejemplo ha puesto la Huella Ciclista de Madrid para trackear las rutas más habituales de los ciclistas de la capital. A través de asociaciones de ciclistas y una aplicación con GPS se logró generar un mapa que visualizaba los mayores flujos ciclistas. En una primera fase del proyecto se lograro 34.000 kilómetros de ruta, 3.500 viajes procedente de 307 ciclistas.

El análisis de los datos arrojó un dato revelador: “La movilidad ciclista es sostenible y eficaz. Es el más eficaz en viajes de 20 minutos. No se trata solo de ser sostenible, sino que moverse en bicicleta por la ciudad es muy eficaz”, ha señalado el experto. La Universidad Complutense ha creado la Cátedra de Movilidad Ciclista, que permitirá dinamizar y fortalecer la red de bicicleta pública en Madrid.